• Miami entra en cuenta regresiva ante temida embestida del huracán Irma

    El sur de Florida se preparaba el viernes para la embestida del más severo huracán alguna vez detectado en el Atlántico, con cientos de miles de asustados residentes abandonando sus hogares para buscar refugio en cualquier otro lugar y millones guardando secretamente la esperanza de que la proyección del peligroso ojo de Irma continúe alejándose de Miami y Fort Lauderdale.

    Irma, que dejó al menos 21 muertos y destruyó cientos de casas en el Caribe en su paso como un aterrador huracán de categoría cinco y vientos sostenidos de más de 180 millas por hora, tiene previsto tocar tierra en Florida entre 6 a.m. y 8 a.m. del domingo como un aún muy temible huracán de categoría 4, con vientos sostenidos de más de 150 millas por hora que le colocarían muy cerca de retomar la categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

    Según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes emitidas el viernes, todos los condados del sur de Florida van a ser golpeados con vientos huracanados y el cono de probabilidades cubre a la totalidad del estado.

    Según el boletín de las 2:00 p,m., Irma tenía vientos sostenidos de 155 millas por hora (250 km/h), con ráfagas aún más fuertes, y que se ubicaba a 380 millas (610 kilómetros) al sureste de Miami.

    Los vientos, que llegaron a ser de 295 kilómetros por hora, se redujeron en las últimas horas y se espera que esta degradación se mantenga en su rumbo a Florida.

    “Son probables algunas fluctuaciones de intensidad durante los próximos dos días, aunque se prevé que Irma permanezca como huracán de categoría 4 de gran alcance a medida que se acerca a Florida”, dijo el boletín del NHC.

    Irma se mueve en dirección oeste y está generando marejadas ciclónicas que son “una amenaza para las vidas humanas por las inundaciones” que puede causar, advirtió el NHC.

    Comments are closed.